Saltar al contenido

Cambio electrónico: todo lo que necesitas saber

5 septiembre, 2019
cambio electrónico

El sistema de transmisión de potencia de una bicicleta toma vital importancia dependiendo del trazado que se haga. El cambio electrónico es una alternativa que permite realizar el ajuste de una manera rápida, fluida y precisa. Puede usarse en bicicletas de carretera y en MTB.

cambio electrónico

Historia del cambio electrónico

También se conocer con el nombre de desviador, sea mecánico o electrónico. La primera vez que se empleó este tipo de cambio fue a fines de los años 90. Estuvo pensado para bicicletas de alta gama. La empresa responsable de introducirlo al mercado fue Mavic.

Sin embargo, para la época, el perfeccionamiento del cambio electrónico quedo relegado por la falta de confiabilidad. Su desarrollo un tanto apresurado, presento variados problemas, y los más destacados estaban relacionados con la humedad.

A partir del 2009, la empresa japonesa Shimano introdujo una versión cuidadosamente estudiada para entregar mayor prestación. Conocida como Dura – Ace, se colocó una batería de mayor rendimiento y unos mandos pulsadores bien sincronizados con los desviadores.

Se mejoró su estructura y estética, y hoy en día se cuenta hasta con mandos a distancia, tipo inalámbricos.

Características del cambio electrónico

Un mismo cambio puede funcionar para varias disciplinas. Originalmente se diseñó para ciclismo MTB, y debía ser usado solo por profesionales. Pero en la actualidad, el cambio electrónico MTB también se orienta para circuitos de carretera. Lo emplea casi cualquier deportista en su bicicleta al momento de usarla.

cambio electrónico

Funcionamiento perfeccionado

En el desviador tipo mecánico, se acciona una palanca para estirar o contraer un cable de tensión. El mismo está conectado al desviador central o el cambio trasero, lo que facilita la extendida o recogida del cambio. Esta variación de tensión lo hace particularmente susceptible a roturas.

Con la introducción del desviador electrónico, los cambios no pudieron ser más cómodos y fáciles. Es como contar con un verdadero asistente. Las manetas van conectadas a los desviadores centrales y traseros por medio de cables eléctricos. Al accionar la maneta, se envía una señal eléctrica que recoge o extiende el cambio.

Se puede subir o bajar de cambios de una vez, cosa que no podía ni pensarse en el desviador mecánico.

Mayor confiabilidad

A diferencia del mecánico, el cambio electrónico no requiere cables para ajustar el cambio. Con solo tocar un botón, se envían señales eléctricas que mueven el desviador. Es por esto que lo hace suave, práctico y silencioso, y además, no dejará la que la travesía quede inconclusa.

Menos mantenimiento

Poner cambio electrónico significa una menos presencia dentro del taller. El ajuste milimétrico y exacto de estos cambios los hace inmune al mantenimiento. Su homólogo mecánico por el contrario, si presenta mayores tiempos y piezas de mantenimiento.

La computadora del sistema siempre mantendrá el cambio electrónico ajustado perfectamente. Esto se traduce en un auto mantenimiento, por lo cual confiere libertad de desplazamiento por más kilómetros.

Mayor autonomía

Una de las dificultades de la introducción del cambio electrónico fue la duración de la batería. Sin embargo, las compañías como Shimano han apostado en crear celdas con duración de 3000 km. O más. Sin embargo, alcanzada estas distancias es necesario colocar a recargar el dispositivo para evitar cualquier imprevisto.

La conducción que mantenga el ciclista es fundamental para una mayor autonomía. Se conoce de casos donde la recarga del dispositivo se ha hecho a las 5000 km. Este rendimiento depende del tipo de plato del que se haga uso.

Fabricantes actuales

Si bien es cierto que la compañía francesa Mavic fue la pionera del cambiador tipo electrónico, actualmente no los ofrece. En el mercado contemporáneo, tres marcas, Campagnolo Shimano y Sram se han hecho exclusivamente con su manufactura.

Cambiador electrónico o mecánico para carretera

La elección del cambio electrónico o mecánico en bici carretera influirá notablemente en la comodidad del ciclista. Debido a que el asfalto no presenta tanta superficie irregular, el cambio electrónico resulta la alternativa más suave y silenciosa.

El cambio mecánico, no obstante, presenta la dificultad de mover la perilla con fuerza. Existe la posibilidad de pasarse de cambio y puede romperse el cable de tensión. Tampoco se puede pasar entre platos de una vez, ya que sería una condición riesgosa en la integridad del cambio.

Ventajas de los componentes electrónicos

Los ciclistas lo afirman; lo mecánico presenta problemas muy a menudo. Por ende las ventajas cambio electrónico se han resumido en confiabilidad, autonomía, precisión, suavidad y rendimiento en el tiempo. Si lo anterior no es ventajoso y convincente, el ajuste por ordenador te dará el impulso para hacer el cambio.

Confiabilidad

El cambio electrónico ha sido probado en duras experiencias. Con su salida al mercado, Shimano probó notablemente sus versiones electrónicas bajo los monzones en Suzuka, la prueba más difícil. El resultado fue un dispositivo confiable y resistente ante cualquier circunstancia. 

Suavidad al tacto, sinónimo de comodidad

La suavidad es un factor primordial. El cambio electrónico de Shimano se integra detrás de la maneta de frenado, por lo cual su accionamiento es sencillo. Presionando un botón, se subirá o bajara de marcha sin dificultad o fuerza mecánica alguna.

Precisión inmejorable

La precisión es su ventaja más llamativa. Aun cuando la cadena este tensionada, el cambio se realiza de manera práctica y confiada. Siempre mantendrá alineada la cadena, lo que evita cualquier fricción que pueda alterar el funcionamiento.

Ajuste por ordenador

Otra ventaja con respecto al desviador mecánico es su ajuste por ordenador. Los modelos de tope Di2 de Shimano ofrecen una conexión por computadora a través de una central. Conectándola a la computadora, permite ajustar los niveles de marcha y reacción del cambio electrónico.

Para Shimano, la versión de cambio electrónico Ultegra Di2 integra la tecnología Syncroshift. Permite cambiar de la marcha corta a la larga pasando por todos los platos. ¿La ventaja? El ciclista relaja su mente y disfruta, pulsa dos botones, y el desviador con Di2 se encarga de lo demás.

Además, su interfaz operativa permite integrar cualquier otro dispositivo electrónico de la bicicleta. Desde un GPS, hasta la suspensión electrónica, el SO de Shimano lo engloba todo.

Rendimiento en el tiempo

Por último, el rendimiento o performance del cambio electrónico no varía con el tiempo, comparado con el mecánico. Este último, debido a las tensiones constantes, puede endurecerse y llegar a romperse. La cadena puede presentar roces innecesarios, afectando su rendimiento.