Saltar al contenido

Consigue el pedaleo perfecto

28 febrero, 2019

El pedaleo perfecto en la bicicleta, permite al ciclista conducir cómodamente obteniendo muchos beneficios. Andar en bicicleta es bueno para la salud por muchas razones. Entre ellas se libera ansiedades, se disfruta del trayecto, se ahorra tiempo y mejora la formación física. Para lograrlo, es muy importante hacer el pedaleo correctamente.

¿Por qué es importante el pedaleo perfecto?

pedaleo perfecto

Esta acción parece sencilla de realizar. Sin embargo, la verdad oculta es que no todos los ciclistas –incluyendo los profesionales- ejecutan un pedaleo perfecto. La pedalada perfecta se define como un pedaleo que es eficiente. Es decir, hacer un esfuerzo muscular para sacar el máximo provecho al sistema mecánico de la bicicleta.

Al aplicar toda la fuerza posible sobre los pedales, se convierta en velocidades reales y que no se pierda ningún esfuerzo físico. Entonces ¿Cumplen todos los ciclistas con este concepto? Desde luego que no. Por eso, el pedaleo perfecto permite el máximo aprovechamiento muscular libre lesiones.

Guía para obtener el pedaleo perfecto

Todos los ciclistas desean usar la bicicleta de la mejor manera. No obstante, existen 4 pasos para conseguir el pedaleo perfecto. Al aplicarlos, la persona comprobará las ventajas de desplazarse en bicicleta y lo placentero que resulta. A continuación, al seguir esta guía, el ciclista pondrá en práctica uno de los secretos que llevan a muchos expertos al éxito seguro.

Antes de comenzar con el primer paso, el ciclista ya debe estar consciente en cómo debe colocar las calas en las zapatillas. Porque el ajuste de las calas es un factor clave para conseguir saber cómo mejorar el pedaleo. Se realiza de la siguiente manera:

  • Ajuste antero-posterior (adelante – atrás). Se debe localizar con la zapatilla puesta, la posición de la cabeza del primer metatarso (compuesto por 5 huesos).
  • Una vez que se haya localizado, se debe ubicar el hueso del dedo meñique.
  • Luego se marcarán esos 2 puntos con un rotulador.
  • Después, se colocará la biela en la posición correspondiente 90° y el pie plano. Por ende, la cala estará colocada donde debe estar y el eje del pedal se situará justo entre las 2 marcas.
  • Finalmente, solo falta determinar la rotación de la misma.

Una vez comprendido como colocar las calas en las zapatillas, se procederá a aplicar los 4 pasos para un pedaleo perfecto.

Paso # 1

Colocar las calas de las zapatillas y buscar la medida desde el eje de pedalier hasta la ubicación superior del sillín. Luego se debe aplicar esa misma medida a la bicicleta para obtener el punto de partida sobre la colocación del sillín.

Paso # 2

Ahora bien, el ciclista deberá bajar las piernas hasta que la biela se sitúe perpendicular con el piso. Luego, sentarse sobre el plano del sillín ligeramente adelantado. La rodilla debe estar flexionada y la planta del pie en una posición recta. Evidentemente, la pierna no debe estar estirada totalmente ni flexionada excesivamente.

Paso # 3

Se debe buscar la línea recta entre el eje del pedal y la rótula para el ajuste de la plomada. Por lo tanto, el ciclista colocará las bielas paralelas al suelo y las 2 zapatillas caladas en los pedales. Luego, se deja caer la plomada desde donde comienza el punto de rotación interno de la rótula.

Seguidamente, la línea vertical debe estar de acuerdo con el centro del eje del pedal. Una manera de comprobar si el sillín está retrasado, es verificando si la cuerda queda detrás del eje hacia el pedalier. Y si sobrepasa el eje del pedal, el sillín se encuentra muy adelantado.

Paso # 4

Ahora bien, el ciclista estará ya casi preparado para dar con el pedaleo perfecto. Por consiguiente, al mantener la altura correcta, ha llegado el momento de colocar el sillín en dirección plana. Esto se realiza con la ayuda de un nivel, asegurando que la bicicleta se encuentre en un suelo con superficie plana.

Posición perfecta para el ciclista

El ciclista tiene mucho trabajo al conducir, no se monta simplemente en una bicicleta y se pone a correr en ella. Se consideran muchas cosas importantes, por ejemplo, no se trata únicamente en un pedaleo perfecto.

Además de ello, tiene que mantener una excelente formación física, apegarse a una dieta, estar en buena salud, entrenar, entre otras más. Luego, tiene que conducir como un profesional, y para lograrlo, deberá amoldarse a una posición perfecta. A continuación se mostrarán los pasos para que el ciclista mantenga una buena posición:

  • Un sillín que se encuentre con demasiado retroceso, puede tener consecuencias, Por ejemplo, la rodilla deberá estirar más de lo acostumbrado para lograr un pedaleo completo. Ni siquiera con las mejores técnicas de pedaleo evitará que la rodilla tenga un mayor estiramiento. Lo cual produce, suaves dolores, pero molestosos.
  • Igualmente habría problemas si el sillín se encuentra muy adelantado, produciría que el cockpit tenga menos espacio. De modo, que habría incomodidad para maniobrar y se perdería la pasión de correr en bicicleta.
  • Al tomar el manillar, el eje longitudinal de los antebrazos, los dedos y las manos deben estar de acuerdo en la acción de frenar.

Estos detalles, son sencillos pero importantes. Como se puede observar, no hace falta únicamente un pedaleo perfecto, porque el pedaleo debe ir conforme a una buena posición del ciclista.

Mantener el círculo perfecto

Se debe recordar que al pedalear, los pedales giran en un eje circular y no lineal. Esto afirmación parece ser muy obvia, sin embargo, muchos piensan que el pedal sube y baja. Como si se tratase de un recorrido lineal.

De modo que las fuerzas que se apliquen sobre los pedales, deben ir dirigidas con la intención de empujar el pedal. Es decir, llevarlo en forma circular y no de arriba hacia abajo. Al recordarlo y ejecutarlo así, esto contribuirá a mantener un pedaleo perfecto.