Saltar al contenido

Dolores y molestias más habituales al montar bicicleta

10 julio, 2019
dolores y molestias

Los dolores y molestias al montar bicicleta dependen algunos aspectos: la edad, flexibilidad, constancia en la práctica y la ergonomía correcta. Una persona aficionada al ciclismo no presenta las mismas molestias que un deportista profesional. Debido a esto, la condición física cambia la forma e intensidad de sentir los dolores corporales al practicar este deporte. 

dolores y molestias

Dolores y molestia al practicar ciclismo

Debido a que el ciclismo involucra gran cantidad de partes en funcionamiento, es común sentir dolor. Sin embargo, las molestias o dolor al montar en bici pueden aumentar en partes donde la intensidad del entrenamiento impacte. Asimismo, algunos dolores y molestias son más frecuentes que otros. Se mostrará cuáles son los segmentos musculares que pueden verse afectados.

Rodillas adoloridas post entrenamiento

Las rodillas, aunque normalmente no se percata, son una parte del cuerpo muy delicada, sensible a dolores y molestias. Esto se debe a la composición de diversos tejidos que presenta esta zona. Entre los tejidos destacan los cartílagos y ligamentos, importantes, los cuales permiten el movimiento.

Regiones afectadas

Las regiones de esta zona que pueden verse afectadas son la delantera y trasera. La rotula (delantera) puede presentar síntomas por usar el sillín muy bajo, o la altura se presenta mal ajustada. La parte trasera (tendones) que une la rótula, puede presentar tendinitis, por el ajuste sillín alto dolor rodilla.

Los laterales tampoco salen invictos o indoloros. Esto puede deberse al uso de sistemas de fijación del pie al pedal, tensionando los ligamentos. Pueden desaparecer estos dolores y molestias a medida que el cuerpo se adapte. Si persiste la dolencia, puede deberse a mala posición o deficiencias en el pedaleo.

Recomendaciones

Por ello es de gran importancia que la bicicleta sea adecuada a la estatura corporal. Es imprescindible, para evitar dolores y molestias, considerar la posición entre el pedal y la pierna. Para evitar el dolor de rodilla, la postura debe ser recta. De lo contrario la rodilla perderá flexibilidad a medida que se pedalee.

También se debe tener control del peso adecuado, para no fatigar las rodillas exigiéndoles más de lo que pueden soportar. Asimismo, una buena sesión de estiramiento mantendrá a tono y preparada esta zona. Una sesión de ejercicios ayuda a mejorar este tipo de molestias.

Incomodidad en la ingle y partes íntimas

Al montar bicicleta, los dolores y molestias en las partes corporales bajas de la entrepierna no se hacen esperar. Esto le sucede a ambos sexos. Sucede normalmente porque, como todas las zonas del cuerpo, estas partes también cuenta con nervios. Cuando hay exceso de tiempo en una misma posición, y mucha presión en los músculos, el nervio pélvico se fatiga.

Dolor y molestia en la ingle

Un dolor común es el dolor en la ingle derecha al ir en bicicleta. El dolor en la ingle puede deberse por estrés repetitivo, sobrepresión, desequilibrios en los músculos. Con ello, se puede iniciar un proceso inflamatorio. Además, se puede experimentar entumecimiento, dolor incomodo en los huesos que rodean los genitales, e insensibilidad en poco tiempo.

Para transmitir la sensación de dolores y molestias, el nervio pélvico es el encargado de enviar las señales de fatiga. Cuando se presiona por largas horas, este no puede fluir la sangre de manera correcta. Es aquí donde se hacen sentir los síntomas de inmediato e indican que esa zona está afectada.

Cualquier alteración en esta zona puede iniciar procesos inflamatorios que puede empeorar, y en el peor de los casos, cirugía. Esta lesión se conoce como lesión pubalgica. Asimismo, las partes íntimas son las áreas que están directamente en contacto con la bicicleta a través del asiento. Por ello, gran parte de las lesiones pueden deberse a la altura del sillín o a la sobrecarga de entrenamiento.

Recomendaciones para prevención

Sea un ciclista aficionado o profesional, se debe regular adecuadamente la bicicleta para evitar dolores y molestias. En gran parte, el éxito de tener una agradable experiencia al montar bicicleta es que el asiento sea totalmente cómodo. De igual modo, su ergonomía debe adaptarse lo más posible a esa área en conjunto.

También, la guía de entrenamiento de profesionales es vital para mejorar la práctica, frecuencia e intensidad. Además, se debe complementar el ejercicio con descanso después del entrenamiento como parte de la formación.

Dolores y molestias en cadera

Las causas más comunes para dolores y molestias en esta región pueden deberse al entrenamiento, desequilibrios musculares o dismetrías. También, factores como la edad en la cual se practica tiene influencia importante en sentir molestias.

Las dismetrías son desequilibrios laterales que pueden provocar la aparición de molestias lumbares al sobrecargar algunos de los lados. El dolor de cadera al montar en bicicleta puede manifestarse por la incorrecta posición del ciclista. También, el ajuste del equipo en el sillín o manillar, intervendrá en la sintomatología inadecuada. 

La zona lumbar representa el equilibrio del cuerpo. Si está mal o no se le da importancia adecuada, en vez de beneficiar, deteriorara el organismo poco a poco. Por ello, los ejercicios de Core son importantes para fortalecer los miembros lumbares.

Entumecimiento de las extremidades (manos, muñecas, tobillos)

Este conjunto de extremidades son las partes que más sufren dolores y molestias. Son las partes que constantemente se mantienen activas durante todo el esfuerzo. Se debe tener en cuenta dos cosas: sostener adecuadamente las manillas y altura idónea del asiento con respecto al manillar.

Esto evitara el hormigueo en las manos y muñecas y que los pies y rodillas no se esfuercen más de lo necesario. Por otra parte es recomendable tener más información sobre la ergonomía más adecuada con respecto a las empuñaduras y pedales.

Dolores en cuello y hombros

La postura o altura incorrecta al montar bicicleta, puede ser el desencadenante de dolores y molestias en zonas altas corporales. Los dolores en cuello, dolor trapecio u hombros pueden notarse al transcurrir del entrenamiento debido a tensiones.

También, una mala colocación del casco o talla incorrecta, pueden desencadenar dolencias o lesiones en el cuello. Forzar alguna posición para poder mantener un buen campo visual, fatigará el cuello. Asimismo, la altura del manillar o alguna diferencia entre el manillar y el sillín pueden tensionar dicha zona.

Los trapecios pueden afectarse con el paso de las horas si el manillar no se ajusta a la estatura corporal. Asimismo, la anchura de hombros es importante, pues un desajuste podría ocasionar el cambio frecuente del agarre. Esta fluctuación puede desencadenar dolor de hombros

Recomendaciones Generales

En general algunas recomendaciones son importantes. Por muy sencillas que sean, siempre es bueno entender que prestar atención a las cosas hace una gran diferencia. Las soluciones biomecánicas aportan grandes beneficios para mejorar dolores y molestias comunes de la práctica.

dolores y molestias

La simetría volante y asiento es lo que hará la diferencia con respecto al impacto que pueda tener en las distintas zonas corporales. Si el ciclista tiene la postura correcta, sea que entrene poco o mucho, no tendrá impacto importante. Otras consideraciones es mantener una posición uniforme del sillín y manillar al momento de practicar.