Saltar al contenido

El ácido láctico en el ciclista

12 julio, 2019

El ácido láctico en el ciclista puede producir fatiga por falta de oxígeno en la sangre. Si quieres aprender cómo manejar apropiadamente este factor y usarlo en tu favor, no dejes de ver esta información. Aquí podrás aprender que es el ácido láctico y qué medidas tomar para contrarrestar su efecto.

¿Qué es el ácido láctico?

El ácido láctico, también conocido como “ácido lactato”, causa una descomposición en la glucosa cuando no hay suficiente oxígeno. Evidentemente, la glucosa es el azúcar que circula por la sangre, y se obtiene de la digestión de los alimentos.

Esta, sirve como fuente de energía en el cuerpo, por eso, cuando ocurre su descomposición, la presencia de oxígeno en los músculos disminuye, produciéndose el ácido láctico. Esto trae como consecuencia, dolor y fatiga en el deportista, impidiendo cumplir sus objetivos.

¿Cómo se produce el ácido láctico en el ciclista?

El ácido láctico se produce por el exceso de ejercicio, cuando se sobrepasa  la capacidad límite del deportista. Por ejemplo, si un corredor alcanza los 200 metros mientras compite, no presentará ningún problema. Esto es porque su ejercicio es de poca duración, allí este ácido se reutiliza, dándole energía al cuerpo.

Sin embargo, si el competidor quiere avanzar más de lo que no puede realizar, el ácido lactato se extiende. Lógicamente, se alargará y las fibras muscularas se acumularán de ácido y comenzará la fatiga y el agotamiento. De modo que no se podrá continuar con el ejercicio. Esto ocurre en los usuarios con poco entrenamiento. Aun así, es posible controlar el ácido láctico en el ciclista.

Cómo contrarrestar el ácido láctico en los ejercicios

Existen varios métodos para contrarrestarlo, a continuación se mostrará los pasos para eliminar el ácido láctico en el ciclista. La manera más efectiva es consumiendo alimentos esenciales para disminuirlo y teniendo buenos hábitos que se deben incluir en la dieta.

Beber agua durante el entrenamiento

Es importante consumir agua ya que esto rompe y procesa el ácido láctico. Los expertos recomiendan beber unos 250 ml por cada 20 minutos mientras se entrena. Además, antes y después del ejercicio se sugiere tomar agua con zumo de limón. Esto ayudará a alcalinizar, es decir, a disminuir la cantidad de ácido.

Tomar bicarbonato

Este es otro factor clave que se debe tomar en cuenta, porque es uno de los productos para retrasar el ácido láctico. Se puede disolver en agua, ya que el bicarbonato es una sustancia alcalina.

 

Vitaminas del complejo B

Las vitaminas y el complejo B, ayudan a trasladar glucosa por todo el cuerpo. Esto quiere decir que habrá mucha más combustible para un duro entrenamiento. Los frijoles, los alimentos ricos en proteínas, la carne, el huevo y los productos lácteos son una fuente abundante de vitaminas y complejo B.

Además, para los entrenamientos que exigen fuerza, intensidad y larga duración, estos alimentos reponen las nutrientes que se pierden. Por lo tanto, todo ciclista tiene la obligación de consumir cada uno de estos para un mejor desempeño en las carreras.

Alimentos de frutas y verduras

Los alimentos son muy  efectivos para combatir la acidosis muscular. Los consejos que dan los profesionales implican comer más alimentos alcalinizantes. Como por ejemplo, la naranja, la sandía, el aguacate, el tomate, las semillas de calabaza, almendras, entre otras. Por defecto, esto contribuye a reducir el ácido láctico.

Aumentar los niveles de magnesio

El magnesio es un mineral que es esencial para producir energía en el cuerpo. Al mantener un buen nivel de magnesio, el cuerpo naturalmente enviará automáticamente más energía a  los músculos durante el entrenamiento.

Por consiguiente, la producción del ácido láctico en el ciclista ira reduciendo. Entre los alimentos con magnesio están las espinacas, acelga, semillas de calabaza, sésamo, girasol, legumbres, algas marinas. También se encuentra col silvestre, frijoles, nabos, germen de trigo y almendras.

El ácido láctico en sangre, síntomas y control

El ácido láctico en sangre síntomas presenta y se deben identificar para lograr un mejor control y un mejor rendimiento al ejercitarse. ¿Cómo puede estar seguro el ciclista que sus niveles de ácido láctico se mantienen a raya? A continuación se presentarán los síntomas y luego como tener control sobre él.

Examinando los síntomas

Los síntomas son fáciles de detectar, ya que la persona puede presentar una serie de problemas de salud. Al examinar cuál es la causa y su indicio, podrían ser.

  • Cansancio inexplicable, a menudo y muy intenso.
  • Dolores de estómago, hígado o abdomen.
  • Dificultad para respirar.
  • Nauseas, malestar y vómitos.
  • Pérdida de peso.
  • Mala circulación en la sangre, piel azulada o manos y pies fríos.

Practicando los métodos de control

Una vez que el oxígeno del que se dispone en la sangre comienza a formarse el ácido láctico. Porque este, no puede hacer frente a la cantidad de energía exigida por el cuerpo, y el lactado se produce con más rapidez. Luego los tejidos se van desbordando y son incapaces de deshacerse de él. Entonces ¿Cómo se pueden controlar?

Respirando profundo

Para controlar el ácido láctico en el ciclista, se debe respirar profundamente. Porque de esta forma se obtiene más oxígeno para el método aeróbico. Y entonces en la producción de energía anaeróbica se generará menos ácido láctico.

Haciendo estiramiento

Puesto que el ácido láctico se dispersa, los estiramientos ayudan a liberar el ácido. Luego, alivia las sensaciones de ardor y reduce las probabilidades de sufrir calambre. Por lo tanto, si un ciclista vive esta experiencia, los músculos deberá estirarlos con suavidad y utilizar los dedos para masajearse.

Recomendaciones para combatir el ácido láctico en el ciclista

Las recomendaciones que se mencionarán ayudaran al ciclista a mantener un cuerpo activo. Estará libre de preocupaciones, sin la necesidad de pensar que sufrirá las consecuencias del agotamiento muscular.

Manteniéndose hidratado

El ácido láctico es hidrosoluble, por eso es recomendable que el ciclista se mantenga hidratado. Por lo que debe beber suficiente agua y de esa manera evitará la quemazón del ácido.

Entrenando con frecuencia

Mientas más entrenamiento se realice, el cuerpo estará en mejor formación física. De modo que menos glucosa quemará el cuerpo y menos ácido láctico se generará.

Reduciendo la intensidad

Cuando el ciclista sienta agotamiento excesivo por la intensidad del ejercicio, es momento de parar. El ácido láctico en realidad es una defensa automática del cuerpo, para evitar un esfuerzo excesivo y posible lesiones. Se debe tomar un reposo y luego de cobrar fuerzas, se vuelve al entrenamiento.