Saltar al contenido

¿Es recomendable correr a pie si eres ciclista?

3 septiembre, 2019

Si se habla desde el punto de vista fisiológico es posible que un ciclista realice esfuerzos aeróbicos tanto con la bici como en carreras.

Con la idea es buscar distintas opciones para completar la rutina de entrenamiento, muchas veces las pregunta más frecuentes es si se puede o no correr. La respuesta a dicha pregunta es variable, todo dependerá de la disciplina, si se trata de un ciclista de montaña, de carrera o de ciclocross.

Antes de hacer a cualquier análisis sobre los diferentes grupos de ciclista, es importante conocer desde el lado fisiológico, se puede realizar unos ejercicios aeróbico, tanto en la bicicleta como en carreras, si los músculos utilizados son diferentes.

Cuando se corre se han de producir contracciones de tipo concéntricas y excéntricas. Cuando se habla de concéntricas, se habla sobre la propulsión y cuando se habla de excéntricas se habla de las que se producen en el aterrizaje.

Y es que mientras que cuando se monta bicicleta solo se van a producir contracciones de tipo concéntricas, de acortamiento de los músculos. Por lo que el coste mecánico del trabajo muscular tendrá variaciones significativas.

Cuando se corre las fibras de las musculatura tienen un daño mucho mayor, si se relaciona al daño que se produce con el pedaleo, por lo que las sesiones de tipo aeróbicas en carreras, provocará una mayor tensión en el cuerpo que una sesión de entrenamiento de tipo aeróbico sobre la bici, en el mismo tiempo implementado.

Otro de los puntos que se pueden destacar, es que cuando se esta corriendo, no se han de desarrollar las conexiones de tipo neuromuscular que son específicas en el ciclismo. En otras palabras, se podría decir que el correr no proporciona la capacidad de aumentar o mejorar el umbral, no dará la sensación de un aumento en la resistencia del pedal.

Correr en el caso de ciclistas de carretera

En el caso de un ciclista de carretera que ya han culminado con su ciclo de recuperación y se encuentran en un periodo o clase de acondicionamiento corporal lo mejor será iniciarse con algunos intervalos de carreras a pie.

Puede ser, por ejemplo, carreras de unos cuatro o cinco minutos, con una caminata de dos o tres minutos, con alternancia de unos 20 o unos 30 minutos en total.

En el período en que se está adaptando en sistema óseo, es muy importante que el ciclista se centre en la frecuencia de ejecución en vez de fijarse mucho en el volumen, lo que quiere decir que unas tres sesiones a la semana de unos 30 minutos serán una mejor forma que una carrera de tipo continua de una hora y media una vez a la semana.

En este momento, correr permitirá lograr mantener una condición adecuada del sistema cardiovascular y además aportará una variedad en el entrenamiento en la bici.  

Cuando la temporada está más avanzada, es recomendable considerar disminuir las sesiones de carreras a pie para que toda la energía se centre en mejorar en la bici.

Carreras para un ciclista de montaña

En relación a los ciclistas de montaña, se debe considerar que la condición corporal total tiene mayor importancia, que en el caso anterior, por lo que si se forma parte de este grupo, lo recomendado es correr de manera alternativa al entrenamiento de resistencia aeróbica en el periodo de la pre- base.

Con mucha frecuencia, tras culminar con el primer bloque se carreras en las temporada, correr puede conllevar una mayor variedad en el entrenamiento.

De igual forma puede significar una buena opción para los entrenamientos en la época vacacional, para mantener la forma.

También se considera que corriendo se mejora el equilibrio del cuerpo, la coordinación neuromuscular, algo que es muy importante en el ciclismo de montaña.

Lograr una mejor estabilidad corporal y una mejor condición corporal total  puede notablemente disminuir el riesgo de sufrir alguna lesión en la bici.

Carreras para un ciclista de ciclocross

Que se hable de último no quiere decir que sea el grupo de menor importancia. En este grupo las carreras a pie son aplicadas sobre todo en el periodo de los entrenamientos previos al entrenamiento base.

Muchos de los ciclistas profesionales de esta disciplina suelen realizar sesiones de unos 30 minutos, por lo menos una vez a la semana durante  la temporada.

En las sesiones de entrenamiento han de repetir sprints en subidas y en las bajadas. Siempre teniendo en cuenta que estas sesiones no duran más del tiempo mencionado.

Por otro lado, no usan la bici los días de correr.  Una sesión de carrera relativamente corta, es considerada como una parte del entrenamiento regular de ciclocross.