Saltar al contenido

Mitos y mentiras de los ciclistas

8 julio, 2019

Alrededor del ciclismo, como ocurre con otros deportes, hay una serie de tópicos y mentiras. A continuación las detallamos para que no caigas en ellas, así si los escuchas ya sabes lo que hay de cierto o no en estas afirmaciones.

No he entrenado en toda la semana

Son muchos los que suelen pronunciar este tipo de frases, siempre esperando algo de condolencia de parte del resto, y además buscando algo de competencia.

Seguramente el resto buscan rápidamente los datos que el pulsómetro arroja para determinar en qué nivel de estado de forma se está pero lo cierto es que mantener la forma requiere constancia y si se está en forma es porque sí se ha entrenado.

El entrenamiento es a las 4 en punto, el que no llegue se queda fuera

Estas son las mencionadas sanciones a todo ciclista que llega tarde, pero que al final no se cumplen, es una decisión muy cruel para una amante de las bicicletas. Por lo que siempre terminan esperando al que llega tarde una y otra vez, pero que termina uniéndose al final.

Será una salida relajada y tranquila

Todos saben que es mentira, pero la mayoría lo suele repetir. Los cicloturistas siempre buscan realizar un entrenamiento al máximo rendimiento. Así que si escuchas que mañana harán una salida tranquila, probablemente no acabe siendo así.

Sin importar el ritmo, esperaremos

Si se es nuevo en el grupo, no hay que caer cuando te digan que te esperarán si no se tiene en el mejor estado en forma, hay que aprender a usar  Google Maps y llevar el teléfono móvil con suficiente batería, ya que de alejarte un poco quedarás completamente solo y rezagado, nadie va a esperar.

Todo es en bajada hasta llegar al final

Cuando la ruta es larga y el pedaleo intenso, por más bajada que sea todos parecen puertos. Es bastante cansado así que si no conoces la ruta y te dicen que todo es bajada hasta el final, probablemente no sea cierto..

Son muy pocos los kilómetros que faltan para llegar

No importa si es uno o dos, al final todo es eterno, los pocos kilómetros que quedan parecen eternos cuando solo se está pensando en cuándo se va a llegar. Pero siempre hay un compañero que dice al nuevo que ya falta poco para llegar.

Esta bici es suficiente para unos cuantos años

Todo amante del ciclismo sabe que conseguir esa nueva bici en el mercado, la más liviana, la más rígida y flexible a la vez, que permita que posición adecuada y un rendimiento sobresaliente tiene un coste y aunque siempre que se adquiere una decimos que nos durará unos años esto probablemente no se cumpla.

Hoy el entrenamiento será corto

Si te dicen que volverán pronto porque hoy el entrenamiento durará poco no te confíes seguro que durará muchísimo más de lo que dicen.

Pequeñas mentiras que no se pueden dejar de decir, aun sabiendo que nadie las cree. Es algo que simplemente forma parte del deporte y les identifica.

Mejor entrenar en ayunas

Entrenar en ayunas no es bueno. Aunque se pueda intentar hacer para así potenciar el metabolismo de lípidos en los músculos, lo cierto es que este no es el modo correcto de lograrlo.

Hay que ser conscientes de que los músculos de los ciclistas se acaban acostumbrando a usar los ácidos grasos del cuerpo y precisamente por ello es importante la alimentación que se ingiere antes de cada actividad física.

Es importante seguir una alimentación sana y ligera antes de realizar cada salida o entrenamiento, todo ello acompañado de una buena hidratación en todo momento.

El ciclismo y los entrenamientos de fuerza

Hay muchos mitos que giran en torno al entrenamiento ciclista y los ejercicios de fuerza que se realizan. Para muchos ciclistas el hecho de hacer también ejercicios de fuerza como pueden ser las pesas es algo malo.

Si bien es cierto que hacer ejercicios de fuerza en exceso sí que puede hacer que se aumente la masa muscular y, por extensión, también el peso lo cierto es que en el caso de los ciclistas esto no afecta demasiado.

Esto es así porque este tipo de ejercicio puede suponer una mayor resistencia y también con mayor potencia en el pedaleo, sobre todo si se trabaja sobre la zona inferior del cuerpo. Así que sí que afecta pero ya sabes cómo, no te dejes llevar por falsas afirmaciones al respecto.