Saltar al contenido

El sobrepeso ¿es compatible con el ciclismo?

16 agosto, 2019

¿Se puede puede practicar ciclismo con sobrepeso? Muchos artículos deportivos recomiendan para practicar el ciclismo, un peso bajo, ideal para un buen rendimiento. No obstante, presentar un cuadro de sobrepeso u obesidad no es impedimento físico para realizar este deporte.

El ciclismo es un deporte que permite bajar de peso saludablemente. Es una de sus principales ventajas. Asimismo, puede orientarse esta disciplina para tratar estados de sobrepeso extremo u obesidad. Sin embargo, La obsesión por este “tabú” ha hecho que muchas personas dejen su bicicleta olvidada, pensando que son obesas.

sobrepeso

El sobrepeso no es obesidad

El término sobrepeso se suele confundir, considerándolo sinónimo de obesidad, la enfermedad del siglo XXI. Cuando se habla de obesidad, existe un peso extremo, que está lejos de ubicarse en el peso ideal. Es decir, la obesidad es el extremo peligroso.

Es tendencia de las personas con sobrepeso aumentar más de talla, hasta llegar a la obesidad. Sin embargo, expertos aseguran que esta condición puede ser mantenida e incluso reducida con ejercitación. Uno de esos ejercicios es el ciclismo, por su beneficio en aspectos corporales, sobre todo los cardiovasculares.

Como afecta el ciclismo la masa corporal

sobrepeso

El peso ciclismo y rendimiento van de la mano para alcanzar los niveles de exigencia de pruebas. Si bien es cierto que existen ligeramente unos kilos demás, los ciclistas con mayor peso que practican con constancia son muy sanos.

Estudios científicos confirman que personas con sobrepeso que practican ciclismo, presentan excelente condición física y cardiovascular. Además disminuyen los riesgos de sufrir algún tipo de enfermedad o insuficiencia.

Claro está, a diferencia de un ciclista con peso adecuado, uno sobrepesado hará mayor esfuerzo. Existen algunos inconvenientes que pueden aparecer si el peso no es controlado y degrada a obesidad. La influencia del peso en el ciclismo puede radicar en los aspectos expuestos a continuación.

Estado físico del ciclista

Un ciclista con peso adecuado podrá enfrentar caminos accidentados (subidas) mejor que uno obeso o con sobrepeso. La diferencia es que estos últimos deberán aplicar mayor esfuerzo y sobre exigirse para enfrentar la gravedad. Al mismo tiempo consumirán más energía y se desgastarán más rápido.

Mayor contenido graso igual a más temperatura corporal

La grasa ocupa un mayor volumen corporal que los músculos. La grasa además es un aislante natural del calor. Un ciclista con peso ideal transpirará mejor y refrescará más rápido su cuerpo. Las personas obesas o con peso por encima del normal tardan más en sudar y en evacuar el calor corporal.

Capacidad de hidratación

Las personas con obesidad almacenan menos agua que una persona con peso ideal. La grasa solo contiene 10 % de agua en peso, mientras que el músculo contiene alrededor de un 80 %. Por ello, el ciclista peso ideal sudará más rápido que uno con sobrepeso u obeso.

Hay que estar alerta ante cualquiera de los siguientes síntomas: fatiga, somnolencia, taquicardia, confusión, calambres, dolor de cabeza o respiración rápida. Estos síntomas atacan a cualquier ciclista, sea peso ideal o no, y son señales claras de deshidratación.

Agilidad

Es un aspecto importante a considerar en tramos técnicos. Las marchas gran fondo, a pesar de no ser competencias oficiales, exigen estados ideales de entrenamiento. Aquí se aceptan todo tipo de competidores. La agilidad y capacidad de equilibrar y moverse es más fácil con peso ideal notablemente que con obesidad.

Sin embargo, si se entrena adecuadamente, una persona con sobrepeso también puede desarrollar agilidad. El cuerpo humano puede moldearse a criterios que no alteran ni afectan la salud.

Régimen para obesos

El ciclismo para gordos representa un desafío al principio, pero con el tiempo se convierte en una actividad placentera. Normalmente, cuando se planifica el recorrido, el disfrute se maximiza. Sin embargo, cuando se quiere ir más allá, se puede elevar la tensión corporal y hacer sufrir algunos miembros.

sobrepeso

Escoger el equipo adecuado

El equipamiento para una persona de peso ideal no es tan pesado. mas para una condición de peso, este punto no es importante. El peso de la bicicleta debe corresponderse con la talla del ciclista para brindar resistencia al marco o cuadro. Otras partes a tomar en cuenta son el sillín, el manubrio y la horquilla delantera.

Para poder ejercitar, las bicicletas reforzadas para obesos son la principal opción. Comúnmente, las bicicletas para 120 kg son fabricadas con metales disponibles y de gran resistencia (aluminio y titanio). No obstante, el marco que soporta mejor la carga está hecho en acero chromoly.

Una alternativa para obesos sería construir su propio equipo. Aunque los precios de bicicletas pre armadas es accesible, se debe cuidar la sensibilidad de partes que pueden romperse. Si llegan a estropearse, se puede perder la garantía. También debe prestarse atención a la resistencia de las ruedas y el conjunto que componen.

Beneficios del ciclismo para el sobrepeso

Los beneficios del ciclismo son innumerables. Serían tema completo para un artículo de más de 3000 palabras. Pero el punto focal de éste se basa en la idoneidad de la bicicleta en practicantes con sobrepeso

Menor impacto y mejor estado físico

Esta disciplina causa menos lesión y dolor durante y después de su práctica, comparado con otros deportes. De igual modo, se mejora la condición física del cuerpo, ya que se hace uso de todos los grupos musculares.

Bienestar a nivel psicológico

El equilibrio que se experimenta al practicar ciclismo se puede evidenciar en un control mental, combatiendo el estrés. Con entrenamiento se puede reducir los efectos del diario vivir. Además, motiva al practicante a mejorar su estado de salud con efectos positivos, sobre todo en el sobrepeso.

Facilidad y flexibilidad de práctica

No se requiere de gran habilidad física, puesto que es una actividad que se aprende y practica desde la infancia. Tampoco presenta planes altos de intensidad. Se puede comenzar con intensidad ligera e ir preparando para aumentarla con el transcurrir del tiempo.

Resistencia y fuerza

El ciclismo mejora notablemente la resistencia y fuerza, además de la aptitud aeróbica del mismo. De ahí, la importancia del peso en el ciclismo para mantenerlo en control. Estudios afirman que montando bicicleta se queman entre 5 y 10 kilocalorías por minuto.

De igual modo, nos permite resistir a enfermedades mortales. Cáncer, diabetes, enfermedades del colon son unas de las más combatidas. También, debido a que mueve todos los músculos, el sistema cardio respiratorio se ve favorecido. Se puede ganar ventaja en la mejor captación máxima de oxígeno, llegando a un 16% más.